Please assign a menu to the primary menu location under MENU

aprender

Primeras lecturas, ¿qué le compro?


Primeras lecturas, ¿qué le compro?

Tu hijo hace sus pinitos en sus primeras lecturas y estás buscando el cuento más adecuado. Si no sabes qué elegir, quizás nosotros podamos ayudarte.

Antes de recomendar pautas a la hora de seleccionar, ten siempre en cuenta lo más importante, tu hijo. Tú eres la persona que mejor conoce sus gustos de manera que, atiende a su personalidad a la hora de escoger.

10 recomendaciones para las primeras lecturas.
Primeras lecturas
Primeras lecturas
  • Cuentos educativos. Si bien es cierto que los cuentos educativos nos sirven de gran ayuda en el aprendizaje no es conveniente que ocupen el 100% de la temática de su librería. La hora de la lectura es un momento de ocio y diversión para los niños. No todo lo que lea es necesario que tenga una finalidad moral o educativa porque no todos los libros que leen los adultos son informativos o de crecimiento personal. A nosotros también nos gustan los que nos transportan a otros lugares y épocas porque nos hacen olvidar por un momento nuestros problemas.

 

  • Ponte en su lugar. No elijas el cuento que más te gusta. Es muy probable que no coincidáis en gustos en cuanto a temática ni ilustraciones. Ponte en su piel a la hora de seleccionar el cuento que vas a comprar. Recuerda que es al niño al que hay que motivar. Vale, es cierto, tú eres el que se lo va a leer cada noche pero al final lo que buscamos es que el niño disfrute con la actividad. Si tu hijo lo hace, la diversión para los dos está asegurada.

 

  • Los dibujos cuentan. En las primeras lecturas busca un cuento en el que predominen las ilustraciones sobre las letras. Párate en cada una de ellas y deja que las interprete. Te sorprenderá comprobar que un mismo dibujo puede interpretarlo de forma diferente cada día. Las imágenes son una de los parámetros fundamentales que debes tener en cuenta a la hora de elegir un cuento de primeras lecturas.

 

  • Ojo a los diminutivos. Los niños no son tontos. Un cuento plagado de diminutivos no lo convierte en cuento infantil y tampoco está enseñándole demasiado. Intenta que en sus primeras lecturas, el cuento que elijas le enseñe al menos tres palabras nuevas.
  • Identificación. Suelen funcionar bastante bien los cuentos en los que los niños se encuentran identificados, o bien por la vivencia que se narra en el texto o bien con el personaje. Es una forma muy especial de conectar e iniciar el vínculo hacia la estimulación lectora.

 

  • Participación. Las primeras lecturas son momentos para compartir. Nos encantan los cuentos en los que el lector participa; los libros de rimas, cuentos en los que se proponen actividades o actitudes. Los cuentos que nos permiten ir más allá de la propia lectura son nuestros preferidos.
También es importante…
  • Predicar con el ejemplo. Tanto si buscas que tu hijo sea un apasionado de la lectura como si simplemente estás preocupado por su primer acercamiento a los libros, debes tener en cuenta que lo más importante es tu ejemplo. Así que ya sabes, si tú lees, él también.

 

  • Accesibilidad. Elige el lugar de la casa en el que más tiempo pase tu hijo y dedica un rincón de ese espacio para colocar sus cuentos. Es importante que ese lugar sea accesible. Colócalo a su altura para que no tenga que pedirle a nadie que le ayude a coger el cuento en cualquier momento. Habrá momentos en los que el niño te necesitará para que leáis un cuento juntos y otros en los que le apetezca hojearlos solo. Deja que sea él quien elija esos momentos.

 

  • Otros formatos.  ¿Has probado a suscribirte a una revista infantil periódica? Te sorprenderá lo emocionante que puede resultar para tu hijo la llegada del número de esa revista que tanto espera.

 

  • Leer es disfrutar. Recuerda siempre que el momento de la lectura debe ser un momento placentero, no una obligación. No le impongas la lectura porque cruzaremos a la frágil línea del aburrimiento y aunque no es inquebrantable sí es cierto que el camino de regreso no resulta nada fácil.

Esperamos que estas recomendaciones os ayuden crear una estupenda biblioteca de primeras lecturas. Estamos seguros de que detrás de cada niño hay un gran lector esperando la estimulación adecuada.