Please assign a menu to the primary menu location under MENU

ideas para jugar

Los mejores juegos de verano

Ya está aquí el verano y con él las altas temperaturas y el no saber qué hacer para refrescarse. Algunos tenéis la suerte de estar cerca de la playa o la piscina. Tanto para vosotros como para los que no tenemos esa suerte, aquí os dejamos unos divertidos juegos que os refrescarán el día.

Verano refrescante

 

Antes de daros este chapuzón casero os dejamos algunos consejos a seguir cuando las altas temperaturas amenazan con subir. Seguro que ya habrás oído estos consejos millones de veces. Por si no los tienes a mano, te los indicamos aquí:

  • Bebe líquido a menudo. Aunque no tengas sed ni estés haciendo ninguna actividad física. Presta atención a los más pequeños.
  • Intentad no estar expuestos al sol en las horas de máximas temperaturas (12,00-17,00h), sobre todo si vas a realizar una actividad física.
  • Viste a los peques con ropa holgada que les deje transpirar.
  • Nunca dejes al pequeño dentro del vehículo cerrado par hacer ninguna gestión por corta que te pueda parecer.
  • Aunque nos cueste más que ofrecerles macarrones, intenta que los peques tomen zumos, ensaladas, frutas y comidas refrescantes.
  • Mantén sus medicinas en un lugar fresco. El calor puedes alterar su composición.

Si después de todos estos consejos el calor persiste, aquí te dejamos algunas divertidas sugerencias para pasar una estupenda tarde de verano. Recuerda que si vas a jugar en horas de sol, debes previamente aplicar les protección solar. No dudes, la protección máxima será la más adecuada para los pequeños.

Los mejores juegos de verano

Piñata veraniega

Seguro que en algún cumpleaños has hecho una piñata para tu hijo. Se trata de colgarla en un lugar elevado y golpearla con un palo hasta que se rompa. En ese momento caen los caramelos.

¿Y si le damos una vuelta pirindola a este juego? Cojamos unos cuantos globos. Uno de ellos lo llenamos con caramelos (envueltos) y agua. El resto solo con agua. Anúdalos con una cuerda y cuélgalos. Dale a cada niño un palo de madera de los que se usan para hacer pinchos. El juego consiste en pinchar los globos hasta que caigan los caramelos. ¡Una refrescante y dulce aventura!

Esponjas al vuelo

En un cubo con agua mete unas cuantas esponjas. El juego consiste en lanzarlas al aire e intentar cogerlas. Las esponjas soltarán refrescante agua conforme vayan llegando al suelo. Una manera refrescante de pasar un día divertido.

Dibujo helado

Para esta actividad necesitas; témperas, un recipiente para hacer hielo y papel continuo. Pon en la cubitera un poco de témpera con agua para hacer hielos de colores. Cuando estén listos, los niños podrán pintar con los hielos sobre el papel continuo. Qué forma más fresquita de mantener la creatividad de los peques, ¿verdad?

Beísbol con agua.

Este es un juego de lo más divertido y sencillo. Necesitarás un palo de beísbol y globos. Llena los globos de agua. Lánzalos a tu contrincante que debe intentar darles con el palo. ¡A ver a quién le toca mojarse!

Serpiente de jabón

Este juego les va a encantar a los más pequeños. Sobretodo a los entusiastas de las pompas de jabón.

Vas a necesitar una botella de plástico, una toalla pequeña, goma elástica y jabón.

Corta la botella por la base y coloca en ella la toalla sujetándola con la goma elástica. Moja la toalla en un bol de agua con jabón. Al soplar por la boca de la botella aparecerá una preciosa serpiente de jabón. ¡La serpiente de verano más refrescante!

Esperamos que estos juegos os hagan pasar una tarde divertida y fresquita. No olvidéis contarnos qué tal os fue. ¡Felices juegos!